Día Mundial del Malbec

Replico en este espacio, con algunos ajustes, el texto que escribí para tendencybook.com, publicado el día de hoy.


Hoy levantamos nuestras copas, pintadas de rubí con destellos violáceos, para celebrar un día especial para la viti-vinicultura argentina: el Día Mundial del Malbec.

EY_MWD_CO00

Desde el 2011, gracias a una iniciativa de este país austral, el mundo rinde homenaje a una variedad que cautiva distintos paladares, debido a todo el potencial que tiene para ofrecer. En Estados Unidos, Reino Unido y Canadá, principalmente, se hacen grandes celebraciones en torno a esta cepa emblemática de Argentina, que llegó desde Francia (Cahors) a mediados del siglo XIX.

Exactamente el 17 de abril de 1853, el político argentino Domingo Faustino Sarmiento entregó una propuesta al Gobierno para ampliar y diversificar la industria vitivinícola del país, entre otras cosas trabajando de la mano con el agrónomo francés Michel Aimé Pouget, quien se encargó de llevar semillas y plantas de diversas variedades francesas. Así arribó el Malbec a Argentina, donde consiguió adaptarse perfectamente, como si esa fuera su zona de origen.

Uno de los aspectos mágicos de esta cepa es que puede ser trabajada en el viñedo y en la bodega para satisfacer diferentes gustos, sin perder su esencia: color intenso; aromas de frutos negros conjugados con violeta, especias dulces y chocolate; perfecto balance de sabores, de agradable astringencia y buen cuerpo. Algunos estilos que podemos encontrar en las distintas botellas:

EY_MWD_CO01Suave y Afrutado: vinos jóvenes, sin paso por barrica (o con un corto paso), cuyo color vibrante y facilidad para ser bebido atrae a muchos consumidores, especialmente a los Portillo Malbec es una excelente opción para quienes disfrutan de este estilo de vino. Las uvas de Portillo (Bodegas Salentein), se cultivan a una altura de 1.050 msnm, en Tunuyán (Valle de Uco), Mendoza. Su enólogo, Gustavo Bauzá, se encarga de producir un vino joven, brillante en vista, con un hermoso color rubí con destellos violáceos. Los aromas que se desprenden de la copa cautivan a quien tiene el placer de percibirlos. Mucha fruta negra madura, como ciruelas pasas y moras, se conjugan con una sutil nota floral, así como con toques de regaliz y chocolate negro. Su suave entrada da paso a una fresca acidez y a esa sensación salina del vino argentino; cada sorbo te permite confirmar los aromas en boca, mientras el vino se despide con un delicado amargor. La sensación de astringencia es baja a media, así como su cuerpo, por lo cual este vino puede disfrutarse bien sea solo, o acompañado de algunos platillos como el Carpaccio de Res a la Parrilla que preparan en el restaurante Moreno.

EY_MWD_CO02Vivo y Poderoso: su estilo afrutado se conjuga con una crianza media (6 a 12 meses en barrica), para dar lugar a un vino con carácter, que acompaña perfectamente a la Generación X en sus reuniones entre amigos, o en el logro de sus metas. En días pasados tuve oportunidad de degustar, nuevamente, el Salentein Reserve 2011. Para los argentinos esta añada fue catalogada como muy buena; la forma como se sigue expresando este Malbec, seis años más tarde, lo confirma. Sus uvas proceden de dos zonas diferentes, a mayor altura que las del Portillo (alrededor de 1.200 msnm). Es un vino con mayor complejidad, en el cual su enólogo, José Galante, realiza la fermentación maloláctica en roble, para ganar complejidad en el vino, seguida por la crianza del producto por alrededor de 12 meses, en barricas francesas (70%) y americans (30%). Salentein Reserve presenta mayor extracción de color en su análisis visual, así como un mayor peso en la copa, la cual esculpe con sus gruesas piernas. Su nariz intensa conjuga todos los atributos afrutados del Malbec con el aporte de la madera, que potencia las especias y saca a flote las notas de vainilla y flores secas. En boca inicia con un dulzor que rápidamente se balancea con la acidez y la mineralidad del vino. Su agradable sabor es acompañado por una carga tánica que se impone, pero no agrede. Tiene un cuerpo medio a alto, y una grata intensidad, la cual permanece de forma prolongada cuando el vino se despide. Gracias a la invitación de Casa Oliveira, tuve el placer de degustar este vino con la Costilla de Cerdo que preparan en el restaurante Moreno, la cual estaba acompañada con un dulce de plátano maduro y un pastel de arepa. La armonía resulto espectacular.

EY_MWD_CO03Intenso y Complejo: la paciencia de una larga guarda (más de 12 meses en barrica) se percibe en el producto final, el cual seguramente un Baby Boomer, reflexivo y en búsqueda de estructura, apreciará infinitamente. Siguiendo con la referencia de Bodegas Salentein, es pertinente nombrar en este estilo de vinos al Salentein Primus, un vino que se elabora -según cuenta la bodega- únicamente cuando la cosecha es excepcionalmente superior. Su producción también está a cargo del enólogo José Galante, quien culmina su obra maestra al llevar al vino a las barricas de roble francés, donde lo deja reposar por 18 meses para que el mismo se integre con la madera, dando origen a un Malbec intenso y complejo.

Con más de 39 mil hectáreas de viñedos cultivados de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Vitivinicultura (2015), esta variedad lidera la producción argentina, pues más del 35% de las tierras tintas están en su poder. La producción se condensa en Mendoza fundamentalmente, pero hay presencia de Malbec desde Salta hasta Patagonia, pasando por La Rioja y San Juan.

Levanta tu copa de Malbec, y brindemos en este día especial: ¡Salud!

Elizabeth Yabrudy I.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s