CWE Boot Camp: are you ready to pass the exam?

​I have shared my experience at CWE Boot Camp in the Official Blog of the Society of Wine Educators. Here is a copy of the text. Hope you enjoy it!


Officially called Preview Seminar, CWE Boot Camp is a special training designed for those people who want to take the Certified Wine Educator exam. One might wonder: “if I feel confident, why should I attend it?” I will answer this question from my personal experience.

EY_CWE_BootCamp01I registered for Boot Camp this year, in the context of the Society of wine Educators Annual Conference. I wanted to know how prepared—or not prepared at all—I was to take the exam.

One of the many reasons this experience was important for me is because I wanted to get as much information as I could—particularly as related to the theory/written component. There is not too much time in a one-day workshop to go depth in terms of theory, and that is obviously something you have to study by yourself. However, Jane Nickles, SWE’s Director of Education and Certification and the leader of this seminar as well, gave the attendees not only some study tips but also exam strategies, including logical thinking tools.

And then there’s the essay. You know the material, you feel ready to be tested, but do you really know how to express your ideas coherently in an essay? During this seminar, you exercise how to schematize your ideas, breaking them in three main parts: introduction, key points and conclusion. Practice, practice, practice!

EY_CWE_BootCamp02Tasting is the other component of the exam. Blind tasting is a challenge for most people. As you probably know, during the CWE Exam you have two identification portions: Varietal and Appellation and Faults/Imbalances. As wine professionals, we are tasting wines very often. But what are you tasting and what will show up during the exam? The CWE Preview Exam confers you the opportunity to know the dynamic around the Varietal and Appellation wine identification through an amazing tasting of four flights of six wines each, followed by a “mock exam”.

Going back to the point I am trying to make here: maybe you could feel you are ready, but suddenly you are in front of some wines you have never tasted before… Or you thought you could clearly distinguish between an Oregon Pinot Noir and a red Burgundy, but during Boot Camp you realize you are not that good.

Something similar can happens to you during the Faults/Imbalances wine identification. If you are not familiar with them (that is, if you have not practiced with the SWE Wine Fault Kit before), you will be surprised. The good news is that, during Boot Camp, the instructor explains how this portion of the exam works and additionally unveils some “tricks” for selecting the correct answer. However, you have to practice and sharpen your senses to do a good job.

Why should you take to CWE Preview Seminar? Two answers: if you—like me—want to get a personal and closer look to the different components of the exam in order to measure how ready or not you are, this is the most valuable chance you will have. On the other hand, if you are confident you are ready, you can pre-test yourself during this event, especially in the Varietal and Appellation and Faults/Imbalances components of the exam. If you do great, take the next step. If you don’t, breathe deeply and continue practicing. You will do better next time.

After my experience, I truly believe that being part of the CWE Preview Seminar gives you a great opportunity to be part of the reduced amount of people who pass the entire CWE Exam in their first-time. Don’t you want to be in that 12%? I do!

Keep studying, continue practicing, taste as much wines as you can, but overall, have fun during the whole experience. And, of course, register yourself for the next CWE Boot Camp.

Cheers!

Elizabeth Yabrudy I.

Anuncios

¡Salud por ti, Garnacha!

Comparto a continuación un texto de mi autoría, publicado hoy en TendencyBook.


IMG_20170915_152516_404Hoy es el tercer viernes de septiembre, por lo que celebramos el Día Internacional de la Garnacha. Hacemos un brindis por esta tinta española (que también tiene su versión blanca) y una de las uvas más plantadas en el mundo, que produce vinos que reflejan no solamente su personalidad como varietal, sino la expresión del suelo y del cuidado que tanto el viticultor como el enólogo le den.

Se conoce como Grenache Noir en Francia y como Cannonau en Italia. Suele dar origen a caldos de alto volumen alcohólico y buen cuerpo, de acidez y taninos medios, que enamoran a quien los degusta porque sus aromas están bastante asociados a los frutos del bosque, especialmente los rojos, así como a ciertas especias como anís y canela.

La Garnacha es una variedad versátil con la cual se producen diferentes estilos de vinos. El famoso Oz Clark, autor del libro “Grapes & Wines”, define a esta cepa como “The wild woman of wine”. Salvaje pero delicada, es famosa por los rosados que a partir de ella se elaboran tanto en España como en Francia, así como también por algunos varietales tintos jóvenes y afrutados. En algunos casos, cuando se trabaja con parras viejas y de poco rendimiento, da lugar a vinos intensos, más complejos y de larga guarda, en los que florecen ciertas notas de higos, tabaco, cuero y aromas terrosos. Con ella se producen, además, vinos dulces y fortificados.

Si bien es una variedad que puede lucirse por sí misma, es la compañera ideal de muchas otras uvas. En España se mezcla con Tempranillo, Mazuelo (Carignan) y/o Cabernet Sauvignon; en Francia, con Sirah, Carignan y Mourvèdre; en Australia y en Estados Unidos (especialmente en Texas), forma parte de los famosos GSM (Grenache / Shiraz / Mourvèdre).

A la Garnacha le gusta el clima cálido, por lo cual se ha adaptado muy bien en el centro y el sur de España (Priorat, Rioja, Navarra y Campo de Borja), en el sur de Francia (Languedoc-Roussillon, Provenza y el Valle del Ródano), en las islas italianas (Cerdeña y Sicilia), en algunas zonas de Estados Unidos (Valle Central de California, Washington y Texas) y en la región Sur de Australia.

Aunque en Venezuela no se cultiva la Garnacha, en los anaqueles especializados en vino se pueden conseguir algunos ejemplares de esta cepa, bien sean varietales o vinos de corte. Algunos de ellos:

  • Flor de Unx (rosado de Navarra)
  • Belate Tinto (rosado de Navarra)
  • Señorío de Unx Garnacha (tinto de Navarra)
  • Tobelos Garnacha (tinto de Rioja)
  • La Montesa (blend tinto de Rioja)
  • Camins del Priorat (blend tinto del Priorat)
  • B&G Passport Chateauneuf-du-Pape (blend tinto francés)
  • B&G Passport Cotes-du-Rhone (blend tinto francés)

Esperando que los lectores tengan ya su copa servida, brindo entonces por la maravillosa Garnacha.

¡Salud!

Elizabeth Yabrudy I.

¡Feliz Día Cabernet!

Comparto el texto publicado hoy en TendencyBook, a propósito del Día Internacional del Cabernet


EYI_CabernetHoy se celebra en el mundo el Día Internacional del Cabernet. La fecha varía cada año, pero siempre es el jueves antes de Labor Day. Un festejo para esta uva nativa de Burdeos, Francia, producto del cruce entre Cabernet Franc y Sauvignon Blanc.

Diversas razones pueden motivarnos a celebrar por esta variedad:

  • Es la reina de las variedades tintas, conocida y consumida por muchas personas alrededor del mundo
  • Se cultiva en la mayoría de los países productores de vino, ya que se adapta a diferentes tipos de clima. En la actualidad, China tienen el liderazgo con una extensión de terreno que supera las 150 mil hectáreas; le sigue Francia con poco más de 50 mil, y luego Chile con 40 mil
  • Puede vinificarse de diversas formas, para dar origen a distintos estilos de vino: afrutados y frescos (maceración carbónica); jóvenes, con o sin paso por barrica; con crianza media a larga, de buena estructura tánica, complejos en nariz y boca
  • Sus vinos se embotellan en muchas ocasiones como varietales, pero esta cepa también es una excelente compañera en vinos de corte, tal como lo demuestran los afamados vinos de Burdeos, algunos de los llamados Super Toscanos, los australianos que la combinan con la Shiraz, entre otros
  • Algunos de sus aromas como la grosella negra (también llamada casis), el eucaliptus y el pimentón verde, la distinguen de otras variedades tintas
  • Quienes aman los vinos con potencian tánica, consiguen en la Cabernet una gran aliada
  • Tres regiones vinícolas, en particular, han trabajado arduamente con esta variedad para crear excelentes vinos: Burdeos, en Francia, especialmente la zona de lado izquierdo del rio; Napa, en California, Estados Unidos; Colchagua, en Chile

Podría continuar puntualizando razones para enamorarse de esta cepa, pero creo que no hace falta porque tiene ya muchos seguidores. Quienes disfrutan de un Cabernet, lo hacen porque es una cepa que suele presentar un hermoso color rubí en copa, generalmente de buena profundidad. En nariz sus vinos tienen una intensidad media que conjuga aromas de frutas negras de bosque con ciertas notas florales, algo de pimienta y aromas vegetales. En boca se percibe un suave dulzor que se balancea con la acidez de la uva, un cierto toque amargo al despedirse, una carga importante de alcohol y una astringencia que suele ser marcada, pero que en productos bien trabajados puede volverse aterciopelada y no agredir en lo más mínimo el paladar. Es una variedad potente que siempre se hará sentir, incluso cuando sea vinificada para producir vinos jóvenes y afrutados.

La lista completa es larga, pero comparto con los lectores algunas de mis etiquetas favoritas, disponibles en el mercado local:

  • Escorihuela Gascón Cabernet Sauvignon (Argentina)
  • Las Moras Black Label Cabernet Sauvignon (Argentina)
  • Trapiche Medalla (Argentina)
  • Kaiken Ultra Cabernet Sauvignon (Argentina)
  • Montgras Cabernet Sauvignon (Chile)
  • Los Vascos Reserva Especial (Chile)
  • Falernia Cabernet Sauvignon (Chile)
  • Montes Clásico Cabernet Sauvignon (Chile)

Celebremos entonces, con copa en mano, el Día del Cabernet. ¡Salud!

Elizabeth Yabrudy I.

Día Mundial del Malbec

Replico en este espacio, con algunos ajustes, el texto que escribí para tendencybook.com, publicado el día de hoy.


Hoy levantamos nuestras copas, pintadas de rubí con destellos violáceos, para celebrar un día especial para la viti-vinicultura argentina: el Día Mundial del Malbec.

EY_MWD_CO00

Desde el 2011, gracias a una iniciativa de este país austral, el mundo rinde homenaje a una variedad que cautiva distintos paladares, debido a todo el potencial que tiene para ofrecer. En Estados Unidos, Reino Unido y Canadá, principalmente, se hacen grandes celebraciones en torno a esta cepa emblemática de Argentina, que llegó desde Francia (Cahors) a mediados del siglo XIX.

Exactamente el 17 de abril de 1853, el político argentino Domingo Faustino Sarmiento entregó una propuesta al Gobierno para ampliar y diversificar la industria vitivinícola del país, entre otras cosas trabajando de la mano con el agrónomo francés Michel Aimé Pouget, quien se encargó de llevar semillas y plantas de diversas variedades francesas. Así arribó el Malbec a Argentina, donde consiguió adaptarse perfectamente, como si esa fuera su zona de origen.

Uno de los aspectos mágicos de esta cepa es que puede ser trabajada en el viñedo y en la bodega para satisfacer diferentes gustos, sin perder su esencia: color intenso; aromas de frutos negros conjugados con violeta, especias dulces y chocolate; perfecto balance de sabores, de agradable astringencia y buen cuerpo. Algunos estilos que podemos encontrar en las distintas botellas:

EY_MWD_CO01Suave y Afrutado: vinos jóvenes, sin paso por barrica (o con un corto paso), cuyo color vibrante y facilidad para ser bebido atrae a muchos consumidores, especialmente a los Portillo Malbec es una excelente opción para quienes disfrutan de este estilo de vino. Las uvas de Portillo (Bodegas Salentein), se cultivan a una altura de 1.050 msnm, en Tunuyán (Valle de Uco), Mendoza. Su enólogo, Gustavo Bauzá, se encarga de producir un vino joven, brillante en vista, con un hermoso color rubí con destellos violáceos. Los aromas que se desprenden de la copa cautivan a quien tiene el placer de percibirlos. Mucha fruta negra madura, como ciruelas pasas y moras, se conjugan con una sutil nota floral, así como con toques de regaliz y chocolate negro. Su suave entrada da paso a una fresca acidez y a esa sensación salina del vino argentino; cada sorbo te permite confirmar los aromas en boca, mientras el vino se despide con un delicado amargor. La sensación de astringencia es baja a media, así como su cuerpo, por lo cual este vino puede disfrutarse bien sea solo, o acompañado de algunos platillos como el Carpaccio de Res a la Parrilla que preparan en el restaurante Moreno.

EY_MWD_CO02Vivo y Poderoso: su estilo afrutado se conjuga con una crianza media (6 a 12 meses en barrica), para dar lugar a un vino con carácter, que acompaña perfectamente a la Generación X en sus reuniones entre amigos, o en el logro de sus metas. En días pasados tuve oportunidad de degustar, nuevamente, el Salentein Reserve 2011. Para los argentinos esta añada fue catalogada como muy buena; la forma como se sigue expresando este Malbec, seis años más tarde, lo confirma. Sus uvas proceden de dos zonas diferentes, a mayor altura que las del Portillo (alrededor de 1.200 msnm). Es un vino con mayor complejidad, en el cual su enólogo, José Galante, realiza la fermentación maloláctica en roble, para ganar complejidad en el vino, seguida por la crianza del producto por alrededor de 12 meses, en barricas francesas (70%) y americans (30%). Salentein Reserve presenta mayor extracción de color en su análisis visual, así como un mayor peso en la copa, la cual esculpe con sus gruesas piernas. Su nariz intensa conjuga todos los atributos afrutados del Malbec con el aporte de la madera, que potencia las especias y saca a flote las notas de vainilla y flores secas. En boca inicia con un dulzor que rápidamente se balancea con la acidez y la mineralidad del vino. Su agradable sabor es acompañado por una carga tánica que se impone, pero no agrede. Tiene un cuerpo medio a alto, y una grata intensidad, la cual permanece de forma prolongada cuando el vino se despide. Gracias a la invitación de Casa Oliveira, tuve el placer de degustar este vino con la Costilla de Cerdo que preparan en el restaurante Moreno, la cual estaba acompañada con un dulce de plátano maduro y un pastel de arepa. La armonía resulto espectacular.

EY_MWD_CO03Intenso y Complejo: la paciencia de una larga guarda (más de 12 meses en barrica) se percibe en el producto final, el cual seguramente un Baby Boomer, reflexivo y en búsqueda de estructura, apreciará infinitamente. Siguiendo con la referencia de Bodegas Salentein, es pertinente nombrar en este estilo de vinos al Salentein Primus, un vino que se elabora -según cuenta la bodega- únicamente cuando la cosecha es excepcionalmente superior. Su producción también está a cargo del enólogo José Galante, quien culmina su obra maestra al llevar al vino a las barricas de roble francés, donde lo deja reposar por 18 meses para que el mismo se integre con la madera, dando origen a un Malbec intenso y complejo.

Con más de 39 mil hectáreas de viñedos cultivados de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Vitivinicultura (2015), esta variedad lidera la producción argentina, pues más del 35% de las tierras tintas están en su poder. La producción se condensa en Mendoza fundamentalmente, pero hay presencia de Malbec desde Salta hasta Patagonia, pasando por La Rioja y San Juan.

Levanta tu copa de Malbec, y brindemos en este día especial: ¡Salud!

Elizabeth Yabrudy I.

Degustación (II): Varietales Aromáticos

Las cepas aromáticas casi siempre llaman la atención de quien las degusta. Su perfume puede ser cautivante y provocador para algunos, pero puede resultar muy “dulce” para otros, quienes piensan que en boca confirmarán todo lo que su nariz está percibiendo. Si bien esto puede ocurrir, la realidad es que la mayoría de estas uvas son amplias en nariz y cortas en boca, pero suelen estar bien balanceadas en el gusto y generar placer en el consumidor, invitándolo rápidamente a beber otro sorbo.

EY_Seminario_Astica01Astica Torrontés
Bodegas Trapiche / Mendoza / Argentina / 2016 / 13°


Es un vino de color amarillo pálido con reflejos verdosos, límpido, transparente, brillante, con una densidad ligera a media en copa. Su nariz, de buena expresión, conjuga aromas de durazno y lichi con notas de flores blancas, un toque de miel, y algunas hierbas aromáticas como el malojillo. Los cuatro sabores están presentes en la degustación, con la acidez algo poco más marcada que el resto, y la grata sensación de la confirmación de los aromas en boca. Cuerpo, alcohol y persistencia se presentan con un carácter medio/bajo. Es un vino que sin mayores pretensiones dará satisfacción a quien lo deguste, pues es fresco y honesto.

EY_Seminario_Bodega01Bodega Privada Torrontés
Bodega RPB / Mendoza / Argentina / 2015 / 12.7°


Comparando mis anotaciones de esta degustación contra el texto publicado en la primera edición del Seminario de Identificación de Varietales Blancos -alrededor de hace mes y medio-, este vino se mantiene con la misma expresión.
En vista resulta muy similar al vino anterior, aunque menos fluido en su andar. De intensidad media en nariz, prevalece el carácter floral de rosa, jazmín y madreselva, acompañado por notas de hierbas aromáticas (malojllo y suaves toques de menta). El aporte frutal se manifestó nuevamente con un corte dulce, en el que el lichi en almíbar, el durazno blanco, la pomarrosa y la toronja rosada se hicieron presentes, así como un dejo amelado. En boca un leve toque dulce dio paso a una acidez media a media-alta, una sensación mineral marcada, y una discreta despedida amarga. La intensidad del vino destacó la sensación herbácea, pero su persistencia fue breve, como ocurre con mayoría de los vinos blancos aromáticos.

A Gewurztraminer
Aresti / Valle Central / Chile / 2014 / 13°


Se repiten los descriptores visuales: amarillo pálido, límpido, transparente, brillante, con una densidad ligera a media en copa. Presenta poca intensidad aromática y le cuesta manifestar sus aromas, al igual que ocurrió cuando hicimos la degustación del mismo vino, añada 2013. Dentro de los pocos aromas capturados, prevalecieron las notas especiadas de nuez moscada, canela y pimienta, con un ligero recuerdo de durazno y pomarrosa. Algunos percibimos unas notas que nos recordaron la crema Nivea (la de la latica azul). En boca se manifestó menos tímido que en nariz, y aunque todos sus descriptores fueron catalogados en un rango bajo-medio, es un vino agradable de beber.

Casa La Joya Gewurztraminer
Casa La Joya / Valle Central / Chile / 2013 / 13°


Sigue en pie el amarillo pálido con destellos verdosos, correcto en todos sus aspectos visuales, con una densidad media a baja. Su potencia media-alta en términos olfativos cautivó a quienes estábamos en la sala, pues era una nariz con tendencia dulce. Melocotón, lichi y peras en almíbar, pétalos de rosa, tilo y ligeras pinceladas especiadas. Poco intenso en boca, balanceado en sabores dentro de un marco de expresión bajo-medio, con una sensación alcohólica y cuerpo mucho más marcado que el de los vinos anteriores. Su persistencia fue catalogada como breve, pero al igual que el vino anterior, dejaba una marcada sensación amarga a su salida.

EY_Seminario_Aromaticos

Lagarde Reserva Viognier
Bodegas Lagarde / Mendoza / Argentina / 2014 / 12.5°


En el texto anterior sobre los Varietales Aromáticos comenté que había tomado la decisión de no publicar las notas de cata de este vino porque el mismo no estaba correcto. Le dimos una segunda oportunidad, pero el producto se presentó exactamente igual al de un mes y medio atrás, y fue comprado en una licorería diferente.

Casa La Joya Viognier
Casa La Joya / Valle Central / Chile / 2015 / 14°


El color y el resto de los elementos visuales fueron una constante en los seis productos analizados. Este vino, de intensidad media en nariz, conjugó aromas de frutas con semilla, flores blancas y amarillas, aromas a hinojo, ramas de canela, nuez moscada y miel. Poco intenso en boca, con entrada suave dulce, acidez media/baja y una salida ligeramente amarga. En general poco expresivo, incluso en sus sensaciones de cuerpo y alcohol.

Al igual que ocurrió en la sesión pasada con el mismo estilo de vinos, el aprendizaje práctico nos llevó entender que estas variedades deben ser degustadas tan pronto salen al mercado, la fecha más cercana a su añada, cuando se pueden disfrutar en su máximo esplendor.

¡Salud!

Elizabeth Yabrudy I.

 

Degustación: Cabernet Sauvignon

La noche del pasado martes tuvimos oportunidad de degustar -en diferentes presentaciones- a la reina de las cepas tintas: Cabernet Sauvignon. Fue una sesión para disfrutar de las cualidades de esta variedad, expresadas con el carácter que cada terruño puede brindarle. Cinco exquisitos vinos que fueron degustados con rigor, pero al final lograron avivar al grupo e invitar a la tertulia.

EY_Seminario_CS01

Finca Sophenia Reserve
Finca Sophenia / Mendoza / Argentina / 2014 / 14.5° GL


Rojo rubí con tendencia hacia el púrpura, de intensidad media-baja, buen brillo, y un lento movimiento en copa que permite que el vino se adhiera a sus paredes, esculpiendo hermosas piernas. Una nariz algo tímida, pero con ganas de mostrar los atributos de un buen Cabernet. La expresión de mora, casís y otras frutas negras de bosque domina la paleta aromática, la cual es complementada por algunas flores como la violeta, notas mentoladas, recuerdos de pimienta y cedro.
Un exquisito dulzor da paso a una acidez media y a esa sensación salina, propia de muchos vinos argentinos. Un vino joven, de buen carácter, que promete seguir desarrollándose porque mantiene su presencia en términos de astringencia y alcohol, además de cuerpo y persistencia media.
Presiento que debe ser un excelente compañero de una pasta a la puttanesca o de una pizza vegetariana.

Passeport Médoc
B&G / Bordeaux, Francia / 2012 / 13° GL


Su color rojo rubí se mantiene sostenido, en una capa media, con buen brillo. Una nariz absolutamente distinta a la del vino anterior, nariz de Viejo Mundo. Complejidad que combina el cuero con hierbas aromáticas como laurel y tomillo, y algunos elementos torrefactos. Estos aromas son acompañados por un popurrí de flores y frutas negras de bosque muy maduras.
Parece que entra directo con la sensación de acidez media-baja y un carácter mineral. No es tan intenso en boca; su astringencia es media, pero el resto de los elementos como alcohol, cuerpo y persistencia son catalogados con una potencia media-baja.
Es un producto elegante que bien puede consumirse solo, o acompañar platillos de carne roja o blanca que destaquen la presencia de algunas hierbas aromáticas en su cocción.

Los Vascos Reserva
Viña Los Vascos / Colchagua, Valle de Rapel / Chile / 2012 / 14° GL


Se repite el rubí, ahora con toques violáceos, en un vino profundo en color, de buen brillo, con unas piernas que quieren ser vistas. Tiene mayor intensidad en nariz y se siente orgulloso de su origen chileno. El eucalipto permanece por largo tiempo, permitiendo a ratos que salgan otros aromas de la copa, como cerezas negras, ciruelas pasas y moras, pero vuelve a cubrirlos con énfasis. En boca sus sabores se perciben con intensidad baja-media, igual que la astringencia y el cuerpo. La sensación alcohólica recuerda que es un vino de 14 grados, el cual tiene una persistencia prolongada. Un Cabernet con carácter, que recomiendo airear por unos 20 minutos y dejarlo participar como invitado especial en una parrilla venezolana.

EY_Seminario_CS02Niner
Niner Wine Estate / Paso Roble, California / Estados Unidos / 2010 / 14.8° GL


De color rojo rubí que degrada hacia el granate, de gran intensidad cromática, con un lento andar en copa. Su nariz grita California al ritmo de todos los aromas. El clásico casís baila con la cereza negra, mientras algunos toques de pimienta y cedro salen a relucir. La barrica de roble americano incrementa la tonada, cuando vainilla y coco entran en el son. La entrada seduce la boca, seguida por una acidez media/baja, percibiéndose muy equilibrado. Sus dulces taninos se sienten aterciopelados. Es un vino de cuerpo y sensación alcohólica media, en el cual se confirman los aromas y se percibe un postgusto con sabor a chocolate negro. Cautivó a quienes tuvimos el chance de probarlo.

Para cerrar, Miguelangel Moya nos consintió con un Le Dix de Los Vascos, añada 2001. Impresionante como este vino se ha mantenido a lo largo del tiempo, conjugando su origen chileno con la magia que le da el toque francés, al ser parte de los dominios Barons de Rothschild (Lafite). ¡Mil gracias por compartirlo con nosotros!

¡Salud, por una noche muy especial con la reina de las cepas tintas!

Elizabeth Yabrudy I.

 

Degustación (II): Pinot Grigio

EY_Seminario_PG01La Pinot Grigio es una variedad que muchos conocemos de nombre y creemos poder describir muy bien; no obstante, los participantes de esta sesión descubrieron que las diferencias que existen entre esa posible descripción que estaba en sus memorias y lo que realmente es la uva, era muy distinto.

La conclusión, al final del ejercicio, fue la misma a la que llegó el grupo anterior:

  1. Baja coloración
  2. Poca intensidad aromática
  3. Acidez baja a media
  4. Despedida amarga

Danzante
Danzante Wines / Pinot Grigio delle Venezie IGT / Italia / 2015 / 12° GL


Un vino prácticamente incoloro, lo cual llama la atención desde que lo ves en la botella. Todos sus aspectos visuales son correctos y danza en la copa ágilmente. Su nariz, de intensidad media, es una fiesta de frutas que incluye algunos cítricos, parchita, manzana verde y melón blanco, combinado con notas de flores blancas como verbena y jazmín, y un toque de madreselva.
En boca no es tan expresivo. Un leve dulzor inicia el recorrido de sabores, seguido por una acidez baja-media, cierta expresión mineral y una baja pero perceptible – nada molesta- despedida amarga. Alcohol y cuerpo son de intensidad baja-media y su persistencia solo se prolonga por la conjugación de acidez/mineralidad.
Es un blanco fácil de beber, el cual servido a la temperatura adecuada (alrededor de 8˚C) resultará muy refrescante para quien lo consuma.

Goccia
Tenuta S. Anna / Venezia DOC / Italia / 2015 / 12° GL


De color amarillo pálido, límpido, brillante y ligero en copa. No es tan expresivo en nariz y muestra mayor complejidad en la expresión de sus aromas. Los cítricos hacen alarde del aroma de sus cascaras, especialmente la del pomelo y se cuelan algunos toques de manzana amarilla, melón, melocotón y piña madura. La nota floral no esta tan marcada como en el vino anterior, pero igual es percibida, así como un dejo de miel.
En boca se confirman los aromas, pero los sabores propiamente dichos están en una intensidad baja. Su cuerpo es medio y su persistencia prolongada. Es sin duda un vino con mayor estructura, que si bien puede beberse solo y ser disfrutado, también puede apoyar el inicio de una comida.

Trapiche
Bodegas Trapiche / Mendoza / Argentina / 2016 / 12.8° GL


La juventud de este vino se hace notar con su color amarillo verdoso y su vibrante expresión en el análisis visual. Su nariz tiene una intensidad baja, y su paleta se diferencia de los vinos anteriores por su carácter cítrico y herbal. Toronja rosada, mandarina y manzana verde por el lado de las frutas; malojillo y otras hierbas le da una nota de frescura en nariz y, muy por debajo, un dejo floral que algunos definieron como aroma a acacia.
En boca tiene poca intensidad. La cadena de sabores se percibe en su totalidad, cuando dulce, ácido, salado y amargo están presentes, aunque en una expresión baja-media. La persistencia es breve, pero la sensación mineral y el calor se mantienen en boca por un tiempo más prolongado.
Es un blanco ideal para introducir a algunas personas al mundo del vino. Al igual que lo recomendamos con el Danzante, servirlo a la temperatura adecuada (alrededor de 8˚C) resultará muy refrescante y grato al paladar de quien lo consuma.

Finca Las Moras
Finca Las Moras / San Juan / Argentina / 2016 / 13° GL


Casi incoloro con unos destellos amarillo verdoso. Vivo en copa, con buena fluidez. De intensidad baja-media en nariz, conjugó notas de frutas altas en acidez como manzana verde, parchita y piña recién cortada, con aromas florales de verbena y madreselva. Una entrada dulce abrió camino a una acidez que gratamente sorprendía al paladar, pudiéndose sentir también la sensación mineral y salina, para despedirse con un leve amargo. A pesar de sus 13° de alcohol, no se genera sensación de calor en boca, por lo cual el vino se percibe muy fresco, con cuerpo ligero y una persistencia prolongada, marcada por su acidez.
Este vino es ideal para tomarlo al llegar a casa luego de un largo día de trabajo y, si es posible, para que acompañe un ceviche de camarones con jugo de naranja (en vez de limón).

¡Salud!

 

Elizabeth Yabrudy I.