Encantos Italianos

Encantos Italianos 01

El pasado domingo, 29 de noviembre, tuve oportunidad de liderar otra degustación en el Secadero 3 de la Hacienda La Trinidad, a la que denominamos “Encantos Italianos”, ocasión ideal para viajar por cuatro regiones de Italia y disfrutar de excelentes vinos. A continuación las notas de cata:

  • La Segreta Bianco(2012), Aziende Agricole Planeta, Sicilia DOC, Sicilia, Italia: un vino elaborado a partir de cuatro variedades blancas, siendo la cepa indígena Grecánico la protagonista de la mezcla. En vista el vino se presentó con un color amarillo pálido y una densidad media, ambos elementos lo diferencian de otros blancos de consumo frecuente. En nariz tenía una intensidad media-alta, resaltando las notas florales. También percibimos aromas de frutas blancas con semilla, como melón, durazno y algo de lichi. En boca percibimos una suave entrada dulce, buena acidez, mineralidad sorprendente y una delicada salida amarga. Un vino de cuerpo medio, bien para consumir solo pero ideal para acompañar comidas. En esta oportunidad lo armonizamos con una pasta con le sarde, y la combinación resultó excelente.
  • Lacryma Christi Rosso (2013), Feudi di San Gregorio, Lacryma Christi del Vesuvio DOC, Campania, Italia: un vino tinto de color rubí con destellos granate, de intensidad media, con movimiento ágil en copa. Un vino que huele a Italia. Es el producto de la vinificación de las variedades autóctonas Aglianico y Piedirosso. Las frutas de bosque, rojas y negras, lideraron los aromas que se desprendían de la copa, acompañados por notas de regaliz y otras especias, así como un ligero mentolado. En boca un exquisito balance de los cuatro sabores, pero de nuevo la mineralidad expresada con una verdadera sensación salina, marcó una diferencia. Un vino de cuerpo ligero a medio, con una delicada astringencia, el cual se percibe fresco y fácil de tomar. Puede consumirse solo o para acompañar platos italianos sencillos como una pizza margarita con extra de anchoas, pasta a la napolitana, berenjenas asadas o una picadita a la italiana como la que disfrutamos el domingo.
  • Placido (2013), Placido, Chianti DOCG, Toscana, Italia: color rubí de baja profundidad, pero con densidad media. Una paleta aromática en la que ya no era tan sencillo distinguir los aromas por separado, pero que nos permitió detectar notas frutales nuevamente, con flores que recordaban la violeta, nuevamente el regaliz y esa sensación aromática de complejidad que hacía pensar que el vino había pasado por barrica, sabiendo que no lo había hecho. En boca se presentó bien balanceado, con la acidez típica de la uva Sangiovese, y una astringencia moderada. Acompañó correctamente la picadita que servimos al final de la jornada, pero es un vino que bien podría servirse con comidas con un poco más de estructura.
  • Campofiorin (2009), Masi Agricola, Rosso del Veronese IGT, Veneto, Italia: un vino de color rubí con destellos violáceos, de capa alta, con una densidad media en copa. Una compleja nariz producto de su proceso de vinificación (Apaxximento®); no obstante, se podían apreciar aromas de frutas rojas maduras, frutas negras confitadas, notas especiadas que incluían la vainilla y el regaliz, así como algo de café y chocolate, y hierbas aromáticas en conjunto con un toque de humedad, sotobosque. En boca la entrada dulce estaba muy marcada pero balanceada con la acidez del vino, y una despedida amarga. Un vino con mayor cuerpo y una educada astringencia. Aunque no lo comenté el domingo, se los recomiendo para acompañar el plato navideño, especialmente las hayacas.

Compartimos un final de mañana en el que ese paseo que iniciamos por Sicilia, pasando por Campania, Toscana y cerrando con el Veneto, nos permitió conocer más sobre Italia y sus diferentes expresiones en vinos.

¡Salud y hasta la próxima!

Elizabeth

 

Anuncios